La ruta de la Huerta de Burgos

La ruta de la Huerta de Burgos es uno de los muchos recorridos gastronómicos que se pueden realizar en esta provincia castellana. Su recorrido parte en Medina del Pomar, en las Merindades y desciende hacia el sur serpenteando y llega hasta Briviesca después de pasar por numerosas zonas agrícolas entre las que está el precioso valle de Las Caderechas. Como ruta temática de la huerta deja bastante que desear por dos motivos:

  • En la provincia de Burgos hay muchas poblaciones que tienen sus huertas, pero estan muy diseminadas y resulta inviable unirlas en un recorrido corto. Incluso hay una que se llama tal cual, Huerta de Rey, y que está justo al otro lado de la provincia.
  • Hay varias localidades que se han añadido a la ruta sólo por proximidad sin que tengan ningún vínculo con los frutales o las huertas.

Partiendo de eso, vamos a ver la ruta y nos centraremos en lo que sí tiene que ver con las lechugas, las patatas, las cebollas y las ricas frutas de secano de estas tierras. Como podrás imaginar el invierno es la peor estación del año para viajar por una ruta relacionada con la huerta, mientras que meses como mayo, julio y agosto son más propicios. Es durante estos meses que con un poco de planificación puedes disfrutar de alguna feria agrícola o los cerezos en flor.

medina-pomar-lechuga-barata

1. Medina del Pomar

Desde el punto de información turística de la ciudad de Medina del Pomar se organizan visitas guiadas a uno de los alimentos partículares de la huerta burgalesa, las lechugas de Medina, una variedad que sólo se cultiva en esta parte de España. En el plano historico Medina del Pomar es el centro del poder medieval, por lo que conserva algunos monumentos como el Alcázar de losCondestables o el Monasterio de Santa Clara. Si realizas la ruta de la Huerta en mayo puedes intentar que coincida con la Feria de San Isidro, en septiembre con la feria gastroalimentaria de San Miguel y a finales de julio con las FAIM, la feria agroalimentaria industrial de las Merindades.

A continuación se coge la nacional N-629 para ir desde Medina del Pomar a Trespaderne.

2. Trespaderne

Este punto de parada del recorrido no tiene demasido sentido en un recorrido vinculado a las verduras y frutas burgalesas, por lo que parece que la han incluido con calzador. Lo más interesante que se me ocurre es que sus tierras son bañadas por tres ríos, el Nela, el Jerea y el Ebro. En el caso de que se coja alojamiento en una casa rural en la zona se puede ahcer alguna ruta de senderismo en la zona, una opción interesante es el valle de tejos milenarios, o subir al Castillo de Tedeja.

Si no te alojas en una casa rural o en el Hostal Restaurante Jose Luis se puede pasar de largo y seguir al Valle de Tobalina. Por la carretera BU-530 se puede ir directo a Quintana Martinez Galindez, pero nuestra sugerencia es desviarse al norte por la BU-550 hasta encontrar un cruce que señala a nuestra derecha el pueblo de La Prada.
huerta-ecologica-granja-merindades-burgos

 

3. Valle de Tobalina.

Quintana Martín Galindez es el centro administrativo del Valle de Tobalina y hay mercados en los que se venden todo tipo de verduras y frutas, algunas de las huertas de Burgos. También es destacable que en septiembre se celebra la Fiesta de las castañas. Pero en el pueblo de La Prada podemos encontrar una iniciativa agrícola más interesante, la empresa familiar La Montañuela. Lo que hacen es tan sencillo como revolucionaro, cultivan verduras y frutas de forma ecológica y las venden directamente al consumidor sin depender de intermediarios.

El sistema de la Montañuela es viable gracias a la creación de un compromiso por parte de un centenar de hogares consumidores que se convierten en socios durante un mínimo de un año. Sus verduras ecológicas se distribuyen sólo en Las Merindades, Bilbao y Miranda de Ebro. No ofrecen visitas turísticas, aunque con tacto y pensando siempre en los demás no debería ser complicado que os dejen ver sus campos de cultivos.

Para seguir la ruta hay que ir priemero a Quintana Martín Galindez por la BU-532. Desde allí se coge una de las dos carreteras en dirección a Frías, la BU 504 va directo y tiene la ventaja de tener unas vistas preciosas del castillo y la iglesia de Frías. La BU-520 passa por Montejo de San Miguel, nuestra proxima parada.

 

4. Montejo de San Miguel

En este pequeño pueblo a orillas del río Ebro hay abundantes huertas, pero lo que hemos parado a ver es su Museo Etnográfico. En el se ven objetos relacionados con la vida rural de la comarca y la agricultura, entre otros.

frias-feria-agricultura-artesania

5. Frías

Este pueblo medieval es uno de los que tienen más encanto de Burgos, su castillo, sus casas cogantes y el trazado de sus calles, hacen fácil recrear lo que fue un baluarte defensivo. En verano hay varias fiestas, en julio el festival WIM, en agosto el encuentro medieval y , Desde las almenas de su muralla o desde lo alto de la torre del castillo se puede apreciar el trazado del Ebro, el valle de Tobalina y todos sus campos de cultivos.

A finales de agosto se celebra en Frías el Concurso Exposición Hortícola y Artesanal, que tiene ya más de 30 ediciones a sus espladas y categorías específicas para “Frutas” y “Hortalizas”. Agricultures y artesanos presentan sus productos, que son valorados por un jurado, al mismo tiempo que también se ponen tiendas en las que se venden flores, artesanía y una gran variedad de productos de alimentación.

La salida de la ciudad de Frías es hacia el sur, a través la carretera BU-504 en dirección a La Aldea del Portillo de Busto, pero parando antes en Tobera.

6. Tobera y la Aldea del Portillo de Busto

Muy cerca de Frías y siguiendo la carretera se llega a una ermita, situada junto a un puente y algunas de las cascadas de Tobera. Allí mismo o un poco más arriba en el pueblo, hay que hacer una parada. La gran cantidad de agua se ve reflejado en la gran cantidad de saltos de agua que tiene el pueblo y en las sabrosas hortalizas que nacen en sus huertos. Siguiendo la misma carretera provincial llegarás a la Aldea del Portillo de Busto, cuya asociación cultural promueve todos los veranos una exposicion llamada Encantapájaros. Ambas poblaciones son ideales para buscar una casa rural y pasar un par de noches.

Para seguir con la ruta de las Huerta de Burgos desde Aldea tomamos una carretera secundaria BU-V-5203 en dirección a Oña, que atraviesa el paraje natural de Los Montes Obarenes.

7. Barcina de los Montes

La ruta en dirección a Oña pasa por esta localidad de Las Merindades que conjuga a la perfección la agricultura y la ganadería. Entre los productos locales destaca el queso tradicional, que proviene de ovejas churras autóctonas. Si te interesa comprar este producto la granja ecológica de La Majada de Barcina es una gran opción, en ella todo el proceso es artesanal y tienen las puertas abiertas a todos los turistas que quieran conocer su trabajo. En la Majada de Barcina tienen cultivos ecológicos de cereales y forrajes para alimentar a sus propias ovejas de forma que obtienen un ciclo productivo completo en el que los animales aportan también el abono natural para los campos.

jardin-secreto-monasterio-oña-burgos

 

8. Oña

Oña es una ciudad en la que tranquilamente puedes dedicar un día entero y sin embargo no tiene un vínculo especial con la temática de la huerta. Así que vamos a tomar-lo como una forma de hacer un cambio de chip a algo diferente antes de ir a por las cerezas y manzanas de las Caderechas. De todo lo que se puede ver y hacer dentro del pueblo las opciones más interesantes para una parada breve son.

  • Visita al museo de la resina y la iglesia que hay al lado. Todo gratis y te da tiempo a tomarte una caña en la plaza, esta sí de pago.
  • Un refrescante baño en la piscina municipal. Una buena opción si viajas con niños.
  • Paseo a pie por una senda que bordea el río y se adentra en la garganta.
  • Un refrescante paseo por el Jardín Secreto para ver un poco de arte moderno.
  • Entrar al Monasterio de San Salvador y su museo. Este edificio histórico benedictino es un punto clave en la historia de Castilla y el lugar en el que se representa el Cronicón de Oña.

Otro apunte, cada septiembre se celebra una motivadora Fiesta Agraria y Artesanal de Oña.

Tras la parada, se coge la carretera nacional en dirección a Miranda de Ebro, pero tras pocos kilometros hay que desviarse al Valle de Las Caderechas.

cerezas-caderechas-burgos-huerta

9. Valle de Las Caderechas

Accediendo al Valle por Terminón encontramos localidades como Cantabrana, Rucandio y Salas de Bureba salteadas con bellísimos paisajes de cerezos y manzanos. Disfruta del camino tranquilamente y haz algunas paradas en el campo o en alguna de las localidades. Si llegas en mayo puedes coger a los cerezos en plena floración, pero en julio en cambio tendras la oportunidadd e provar el delicioso gusto de las cerezas de Las Caderechas. Para septiembre las manzanas son las reinas y nunca mejor dicho pues la variedad del valle es la reineta.

Desde allí en dirección al sur saldremos del valle buscando nuestra próxima parada Poza de la Sal.

eras-evaporacion-sal-salinas-salmuera

9. Poza de la Sal.

Un ingrediente básico para las ensaladas es la lechuga, otro la sal. Y en España no sólo hay salinas en la costa. En Burgos está el mayor diapiro de sal mineral, que durante siglos fue como una mína de oro para la economía de la zona. La población que es creo a los pies del diapiro se llama Poza de la Sal, y aun puede verse en vivo y en directo como era el trabajo en las salinas, además de poder visitar un museo en el que se explican todos los detalles de la extracción y de la historia geológica.

Hay varias cosas más a visitar dentro de la población, como por ejemplo el museo dedicado a Félix Rodríguez de la Fuente, la iglesia y el lavadero. También es famoso el Festival Internacional de Charangas de Poza de Sal, que se celeba en mayo.

10. Briviesca.

Se cierra la ruta de La Huerta con la llegada a la población más grande del recorrido, Briviesca, sin nada que ver con la huerta pues ya estamos en pleno llanura cerealista. Desde Briviesca puedes ir por la autovía A1 a Burgos ciudad o coger la dirección contraría en busca de Miranda de Ebro. En ella tienes varios edificios históricos de caracter religioso y un casco histórico interesante. A nivel gastronómico tienes una buena variedad de restaurantes, con posibilidad incluso a hacer una ruta de tapas. De postre llevate unas garrapiñadas, son tipicas de Briviesca.

Escribe tu mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *