Gárgolas góticas de la catedral de Burgos:

Si estas en Burgos haciendo turismo en julio y agosto, no debes descartar la posibilidad de una buena tormenta de verano. Esto tiene dos ventajas, la primera que refresca la ciudad y eso en verano seimpre es bienvenido. La segunda ventaja de la lluvia es que podrás de ver uno de los detalles de la fachada de la Catedral de Burgos en acción: las gárgolas.

La función de las gárgolas góticas

Hoy en día se ha llegado a la idea de que las gárgolas son una bestia mitológica que se convierte en piedra o bien todas aquellas figuras grotescas de una catedral gótica, pero ninguno de estos conceptos es el original. Más allá del monstruo la función principal de las gárgolas es canalizar el agua hacia el exterior y proyectarla hacia fuera de forma que el agua no entre en contacto con las paredes del edificio. De echo el nombre gargouille (en francés) es una palabra inspirada en el sonido del agua, algo similar a lo que sucede con la palabra castellana “gárgaras”.gargola-burgos-lluvia-arte-gotico-españa

Así que, si te resguradas de la lluvia bajo el arco de la Puerta de San Juan podrás ver la catedrál gótica y como una parte de las figuras que hay en sus fachadas echan agua por sus bocas, como si se trataran de los caños de fuentes que caen desde el cielo. Incluso después de la lluvia aún quedarán unas pocas gárgolas que siguem vaciando el agua que ha podido quedar en sus tejados y terrazas. También podrás ver que otras no lanzan agua. Estas son simplemente una figuras decorativas grotescas de animales, monstruos, hombres o demonios. A estas figuras fantásicas del arte gótico que no sirven como canalización del agua los expertos las llaman quimeras, para así diferenciarlas de las auténticas gárgolas.

La evolución de las canalizaciones en las iglesias

Los templos prerománicos y románicos. El arte del románico era sencillo y sus pequeñas construcciones se realizaban de forma que los tejados inclinados evacuaban el agua. En ermitas y pequeños templos era frecuente que no se necesitará ninguna canalización, sólo cuando se empezaron a crear edificios de mayor complejidad aparecieron algunso canalillos para conducir mejor el agua de lluvia. Canales que por otro lado no tenían ningún tipo de decoración.gargolas-goticas-catedral-burgos-asno-animal

Las gárgolas góticas. Fue hacia el 1220 cuando aparecieron las primeras gárgolas en la catedral de Laon, en Picardía, Francia. Eran extremadamente sencillas, tenían formas animales simples y constaban de dos piezas, la superior que no era más que el recubrimiento de la inferior por donde discurría el canal de desagüe. Poco despúés, en 1221 se ponía la primera piedra de la Catedral de Burgos, que imitaría los patrones de las catedrales francesas.

La evolución de la arquitectura y la fama de la estética grotesca de las gárgolas hizo que se la estética se extendiera a otros elementos como los pináculos y contrafuertes, naciendo así las quimeras. Durante el siglo XII las gárgolas y quimeras se fueron generalizando en las catedrales de nueva construcción, e incluso se usaron en algunas iglesias góticas de tamaño medio.

gargolas-goticas-catedral-burgos-arte

Las gárgolas del renacimiento. Pasada la etapa del arté gótico algunos edificios religiosos siguieron usando las gárgolas en sus construcciones, tal y como se puede comprobar en la Catedral de Milán, que tardó siglos en ser terminada. Poco a poco este tipo de elementos fue cayendo en el deshuso, aunque se pueden encontrar áun en algunas catedrales modernas, como por ejemplo la Sagrada Familia de Gaudí, en Barcelona, España.

 

La estética de las gárgolas de la catedral

Hay decenas de gárgolas y quimeras en la Catedral de Burgos, pero todas ellas son obras artesanales únicas que expresan el estilo de su creador y el momento en el que la creó. De echo si se han echo famosas es por su función estética, con una decoración que quería reforzar entre los fieles la existencia del infierno. Entre las esculturas de la catedral de Burgos podemos encontrar varias figuras con la boca abierta:*

* Hombres y mujeres, que parecen estar como sentados sobre sus cuclillas con las piernas juntas.

* Monstruos antropomorficos de grandes ojos globulares y anchas bocas. Suelen tener las piernas separadas, a veces llevan una larga vara, otras tienen un gesto de burla, por ejemplo abriendose la boca.

* Grifos o criaturas aladas similares, situadas en los sitios más elevados de la catedral.

* Animales de diversa índole, en la fachada principal. No queda claro lo que son, pero una se asemeja a un buey, otor a un caballo, otro a un lobo.

* Otras criaturas grotescas con pequeños cuernos que podrían ser demonios.

Para cerrar el artículo os dejo un vídeo (que lleva algo de música gregoriana) con un repaso de algunas de las gárgolas góticas y motivos decorativos del exterior de la catedral de Burgos.

Escribe tu mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *