Pasar las vacaciones de verano en Burgos es más agradable si en el hotel o casa rural tenemos una piscina en la que darse un chapuzón. Este es uno de los espacios de ocio más valorado por los clientes durante le época del verano, pero dentro de la puntuación “ocio y exteriores” se tienen en cuenta otras instalaciones: gimnasios, pistas de tenis, minigolf… y también las actividades de turismo activo como organizar rutas de senderismo o visitas a bodegas en la Ribera del Duero. En general se observa que en la provincia de Burgos los establecimientos no dedican demasiados recursos a ofrecer este tipo de recursos de ocio ya que la mayor parte de actividades turísticas se realizan en la naturaleza o vinculadas al patrimonio monumental.